Virginia Alvarado

 

¡Hola! Me llamo Virginia, tengo 27 años y vivo en Montgat (Barcelona) con mi pareja y mis dos gatetes.

Nací en Badalona, pero a los dos años me mudé a Montgat y ahí sigo desde entonces. Siempre me gustó el colegio, me encantaba estudiar y sacaba muy buenas notas, pero lo que realmente me fascinaba era escribir. De hecho, tengo un documento de cuando tenía once años en el que decía bien claro que de mayor quería ser escritora. Pero la vida da muchas vueltas. A pesar de ser la ilusión de mi vida, y de ganar varios premios literarios durante mi infancia y adolescencia, al final acabé estudiando ciencias (que también me encantan). ¿Por qué? Pues porque todo el mundo me decía que, con lo buena estudiante que era, no podía «desperdiciarme» siendo escritora, que eso podía dejarlo como afición y que debía tener un trabajo «de verdad». Me pareció una buena idea, pero enseguida me di cuenta de que, estudiando en la universidad, no me quedaba prácticamente tiempo para escribir, y eso me frustraba muchísimo. Además, siendo buena estudiante de toda la vida, me descubrí siendo bastante mediocre durante la carrera, aunque finalmente me gradué en Genética y después hice un máster en Antropología Física y Forense. Un poco desanimada por la situación laboral y por casualidades varias, acabé trabajando en el negocio familiar como masajista y esteticien (y sigo en ello). Yo, que nunca quise estar de cara al público, he de decir que estoy encantada con mi trabajo. Lo amo, y además me quedan tiempo y ganas para poder escribir. ¿Qué más puedo pedir?

No se puede conocer del todo a una persona sin saber un poquito acerca de sus aficiones, así que os cuento las mías, que no son nada del otro mundo. Obviamente, me encanta escribir y leer. También me gusta dibujar y pintar, pero no se me da demasiado bien. Estoy todo el día escuchando música, me gusta la naturaleza, los animales y comer. Sobre todo, comer. Soy una negada absoluta para el deporte, pero hago yoga y lo disfruto (a veces). Y, por último, me encanta viajar, descubrir nuevas culturas, nuevas comidas y nuevos lugares que me ayuden a aprender y a inspirarme.

Soy una persona segura de sí misma, pero me gusta pasar desapercibida y la verdad es que soy un poco torpe sociabilizando. Soy testaruda, siempre tengo que terminar lo que empiezo y me gusta tener la razón, pero a la hora de la verdad soy bastante abierta de mente. Amo la soledad. No me malinterpretéis, me gusta estar con mi familia y mis amigos, hacer cosas con ellos y compartir mi vida, pero necesito estar sola bastante a menudo. Tiendo a vivir mucho en mi cabeza, así que siempre voy buscando tranquilidad. Soy muy empática, y es una de las razones por las que me hice vegana. Y, para terminar bien, me tiraré flores y diré que soy muy trabajadora y responsable (y además es verdad).

Centrándome en el tema de la escritura, como he dicho un poco más arriba, escribo desde niña. A los siete años gané mi primer premio literario. No he parado de escribir desde entonces. Es mi manera de expresarme, ya que no soy muy elocuente de forma oral. Todo lo que me preocupa, me entristece, me cabrea o me hace feliz, acaba plasmado sobre el papel. De hecho, mis dos primeras novelas han surgido así: he transformado en historias aquello que me removía por dentro, las cosas que no me parecían bien o que me creaban dudas. A menudo discuto conmigo misma en mis novelas, porque no tengo muy claro qué es lo que pienso, así que realmente acaba siendo una especie de terapia para mí.

Hablando de novelas, me gustaría contaros un poco sobre mis escritores favoritos. Antes de nada, decir que me FASCINA leer. Leo desde que era chiquitita, y recuerdo que, antes de saber hacerlo por mí misma, era mi padre el que me leía antes de dormir (El Hobbit, por ejemplo). Me encanta leer fantasía, thriller, novela negra, ciencia ficción y realmente casi cualquier cosa, excepto romántica, que aún no he sabido encontrarle el puntillo. Mis escritores favoritos son Carlos Ruiz Zafón y Brandon Sanderson. El primero, por su forma de escribir, que me resulta bellísima; y el segundo, por sus historias y sus personajes (y su increíble capacidad de escribir rapidísimo y de calidad). Me atrevería a decir que mis libros favoritos son los cuatro que de momento forman parte de El Archivo de las Tormentas, de Sanderson. Me parecen auténticas obras de arte.

Respecto a mis propias obras, me gusta escribir fantasía, ciencia ficción y novela negra. De momento, mi favorita es La pirámide de la vida, aunque todavía no está publicada, pero le tengo un cariño especial y he disfrutado muchísimo escribiéndola. De hecho, sigo trabajando en ella y en su segunda parte. Además, tengo otros proyectos, uno de ellos empezado recientemente con muy buena pinta, y el resto dando vueltas en mi cabeza.

Para terminar, me gustaría dejaros una de mis frases favoritas, que es la que he puesto al inicio de El vientre:

«La idea de que algunas vidas importan menos que otras es la raíz de todo lo que está mal en el mundo» (Paul Farmer).

Comentarios cerrados.