Pedro Peñuela

 

Vivo en Málaga y me siento muy afortunado con hacerlo. Me encanta su mar y su luz. Una fuente de inspiración.

Nací en Málaga, en la Ciudad del Paraíso, según la definió Vicente Aleixandre en un poema. Desde pequeño he sentido una especial predilección por la literatura. Aunque también me han interesado mucho las ciencias. Movido por ella inicié estudios de Biología, que no me apasionaron. Quizás, el primer curso de la carrera no era para lograrlo. Después, sin saber aún cuál era mi verdadera vocación estudié la carrera de Magisterio. Pero, no, ese tampoco era el camino. El camino estaba en lo que me apasionaba de verdad. En las letras. Y creo que hice lo que debe hacer todo el que quiere escribir. Leer y leer. Pero, no cualquier cosa. Poco a poco, según mi criterio, se debe ir buscando la calidad literaria de lo que se lee. Las demás artes también ayudan mucho. A mí lo ha hecho sobre todo el cine. El guion de una película muchas veces puede ser muy buena literatura. E incluso las bellas artes que me han hecho apreciar la plasticidad y belleza de una obra de arte.

Aficiones: A parte de la literatura, me encantan las demás disciplinas artísticas. En especial la música, la pintura y el cine. Mi película favorita es Vértigo de Alfred Hitchcock. También admiro mucho toda la obra de Orson Welles y de Luis Buñuel. Soy aficionado a los deportes, aunque cada vez practico menos. He practicado sobre todo el fútbol y el baloncesto. Como aficionado me gustan aparte de esos: la gimnasia, el patinaje y el atletismo.

Rasgo más sobresaliente de tu personalidad: La verdad es que no me encuentro muy cómodo hablando de mí mismo. Por decir algo, diré que soy una persona sin dobleces, que me encanta la buena educación y el respeto por los demás. Soy tan amigo de la buena compañía como de la soledad. Entre las dos me encuentro igual de arropado.

Cuéntanos por qué decidiste ser escritor/a: Por mi pasión por la lectura. Desde siempre he sido un gran lector y alguna vez, desde niño, había escrito algún que otro relato. Pasados unos años, me puse a escribir poesía. En ella volqué alguna que otra historia de desamor. Y cuando sentí que el proceso creativo me llenaba como un todo fue al empezar a escribir narrativa. Entonces supe que era lo que había estado buscando tanto tiempo sin saberlo. Escribir es la pasión a la que quiero dedicar mi apasionamiento vital.

James Joyce

 Autores preferidos y por qué: Entre mis autores favoritos se encuentran James Joyce, Marcel Proust, Virginia Woolf, García Márquez y William Faulkner. Todos tienen una concepción del tiempo narrativo para nada lineal. Y esa es una de las características que salpica mi obra. Luego casi todos han trabajado mucho y muy bien el monólogo interior, el llamado flujo de conciencia. A mí me encanta ese estilo narrativo y por tanto está muy presente en mi escritura. Después todos son vanguardistas en algún sentido. Abrieron campos de narración que sirvieron para abonar la nueva narrativa.

Tu obra favorita de otro autor: Ulises (1922) de James Joyce. Creo que es una obra que nunca se termina de leer. La he leído dos veces y sé que cada vez que lo vuelva a hacer me gustará más. Me parece toda una obra de arte. De muy exigente lectura, pero tan gratificante cuando empiezas a pasear por ese Dublín de principios del siglo pasado. El capítulo final donde Molly Bloom hace un larguísimo monólogo me parece una de las cumbres artísticas de siempre. Ese capítulo inspiró el estilo en el que está desarrollada la novela que he escrito. Un monólogo interior, aunque en este caso esté escrito también en tercera persona y excepcionalmente, en segunda.

Tu obra favorita de las que has escrito: Mujer frente al espejo (2021). Por ahora es la única novela que he escrito. Antes de hacerlo me había dedicado más a la poesía.

Tu estilo literario: El estilo con el que intento dotar a mi narrativa es para mí forma y contenido. Es ese estilo el que va contando la historia, la forma en la que se va desarrollando a lo largo de las páginas. A mi juicio es lo más importante. El modo de contar más que lo que se cuenta. El tiempo para mí es fragmentario y para nada lineal. Elíptico, sí.

Una cita de un autor que te guste: También recurro aquí a mi obra favorita. En un pasaje del Ulises Joyce hace una descripción muy acertada del amor: “Love loves to love love”. Que en español quizás no suene tan hermoso: El amor ama amar al amor.

Obra en la que te encuentras trabajando en la actualidad: En una nueva novela en la que aparece algún personaje de la anterior, pero cuya historia es independiente. Ya tengo construido el armazón sobre el que se irá colocando la historia y los distintos personajes. En esta ocasión estamos en pleno Siglo XXI. En ella, al igual que en la anterior, el mundo femenino será el catalizador de toda la historia.

 Algo sobre tu manera de entender este mundo: No soy nada espiritual. No creo en nada de eso. Soy bastante terrenal en ese sentido. Mi visión del mundo es más optimista que pesimista. Sé ver el lado bueno de las cosas. No creo en el destino ni soy para nada supersticioso.

Tus proyectos inmediatos: El primer gran objetivo es dar a conocer “Mujer frente al espejo”. En un trabajo de promoción con el que espero conseguir que Anita Aribau, la protagonista, llegue a un buen número de lectores y que les fascine tanto como me fascinó a mí. Cumplido este propósito espero tener para el año que viene concluida la novela, una vez que la haya revisado tantas veces como sea necesario.

Comentarios cerrados.