Erland M.G Bergsrud

 

Erland M.G BergsrudSuelo dormir en Barcelona, a veces en el Penedés, TsingTao, Petersburgo, Honefoss y ahí donde me lleven los pies. Tengo 24 años y mi amor vive muy lejos.

Nací en Barcelona,  mi infancia fue en El Bruc, la adolescencia de vuelta a Barcelona, madurando en Subirats , vagando por Petersburgo y ahora sin saber por dónde andaré. Asimismo , al haber terminado la carrera en Humanidades, orbito alrededor de ser profesor, guía de museos/turístico, traductor, archivista, documentalista, en el sector editorial, etc. Lo único seguro que tengo es mi deseo de transmitir lo que sigo aprendiendo de WuShu (Kung Fu), eso y hacer largas rutas a pie por el mundo.

Aficiones: Se puede dar por sentado que leer y escribir pero otra cosa que define mi vida son las artes marciales, más concretamente el estilo de WuShu que practico (los diferentes estilos agrupados en la Mantis y el ShaoLin norteño). A parte de mis dos mayores pasiones, literatura y artes marciales, me gusta la naturaleza y viajar, que no hacer turismo, por el mundo. Soy aficionado a la supervivencia, al estudio de la historia y su recreación y disfruto del arte en muchas de sus formas, en especial el cine y la música más allá de la literatura. Me gusta descubrir cosas nuevas y debatir sobre toda clase de temas del mismo modo que aprecio la mundanidad.

Rasgo más sobresaliente de tu personalidad: Eso prefiero dejarlo en manos de terceros, es muy difícil observar con sinceridad el carácter propio. En todo caso diré que escéptico porque dicen que pregunto demasiado en todo, pero no sé hasta que punto.

Cuéntanos por qué decidiste ser escritor/a: Curiosamente recuerdo el momento: fue al terminar “Crimen y Castigo” de Dostoievskii, aquél día me dije “quiero escribir algo así de bien hecho… o intentarlo”. Ya leía bastante y había escrito alguna que otra parida, cuento o lo que se me ocurriese para espantar una tarde de aburrimiento, pero hasta entonces no me lo había planteado así.

Autores preferidos y por qué: Hay muchos autores que sigo descubriendo y de los que sigo aprendiendo, pero los dos más influyentes para mí fueron Fiódor Mijáilovich Dostoievskii,  del que ya sabemos por qué, y Edgar Allan Poe por ser uno de los mayores responsables de que leyera desde bien chico y por enamorarme del mundo del terror.

Tu obra favorita de otro autor: Fuera de “Crimen y Castigo”, que si bien es mi favorita es por lo significativa que fue a varios niveles muy personales, me cuesta calificar una de “segundo favorito”. Sí que tengo, sin embargo, una lista de que hayan supuesto un antes y un después para mí. Una de ellas es “El Ruido y la furia” de William Faulkner, ya sólo  por el primer tercio de la obra, la parte de Benjy, es perfecta. Faulkner me demostró que hay una cumbre en el Parnaso.

Tu obra favorita de las que has escrito: He escrito muchas pequeñas cosas, pero “El Martillo de Altafulla” ha sido hasta ahora el único proyecto que ideé con intenciones de publicar y, aunque todavía pienso que es mejorable, estoy muy orgulloso de haber dedicado los años de mi madurez a esta obra.

Tu estilo literario: Debido a mi amor por el género del terror, quería que mi primera obra publicada fuese indefectiblemente una obra del género. Sin embargo, mientras voy mediando entre futuros proyectos, me encuentro con que voy a tocar otros: entre ellos comedia, romántica y biofic. Así que me definiría como un autor maleable, ya que voy a adaptar mi estilo dependiendo de qué estoy escribiendo y no pretendo encasillarme en ningún género; quiero aprender más.

Una cita de un autor que te guste: La fraseología es de lo que menos me gusta de la literatura y podría escribir un ensayo para explicar por qué es hasta perjudicial.

Obra en la que te encuentras trabajando en la actualidad: Ahora mismo estoy tonteando un poco con la poesía , algo en lo que soy muy malo, mientras investigo para un proyecto de comedia.

Algo sobre tu manera de entender este mundo: Hay más preguntas que respuestas , pocas de ellas las vamos a entender.

Tus proyectos inmediatos: Quiero centrarme en la difusión de “El martillo de Altafulla” al tiempo que estoy encima de un canal literario de YouTube llamado “La mano de Beren”. Me lo tomo con calma y pienso de mi carrera como una de fondo.

Comentarios cerrados.