Santiago Matías López

 

Resido en la provincia de Buenos Aires, Argentina, en el barrio de El Palomar. Tengo 24 años y soy soltero, no tengo interés en las relaciones de momento.

Nací y crecí en Buenos Aires, en el seno de una buena familia, cosa que agradezco. Descubrí mi amor por los libros cuando tenía nueve años y mi mamá me regalo Las crónicas de Narnia para mi cumpleaños. Leer pasó a ser mi pasatiempo favorito, pero lo cierto es que no consideré dedicarme a la literatura hasta mucho después. Durante la secundaria elegí una especialidad en Ciencias Naturales porque quería ser Paleontólogo. Sin embargo, al graduarme y tener que elegir mi carrera, entendí que las letras eran con lo que realmente quería trabajar. Esto fue gracias a que ya había comenzado con Los hechiceros del dragón, y me di cuenta de que nunca me había sentido tan satisfecho conmigo mismo como cuando llenaba las páginas de mi notebook. Estudié la carrera de Edición en la UBA del 2014 hasta el 2019, ya que me pareció la forma más adecuada de acercarme al negocio literario desde un punto de vista profesional. Estudié para ser editor, sí, y me he podido desempeñar en puestos temporales en una editorial de Argentina, en proyectos de la universidad y ayudando a mi papá con trabajos independientes. Sin embargo, no dejo de soñar con las puertas que mis libros llegarán a abrirme.

Aficiones: Leer y escribir son irremplazables, pero entre el resto de mis aficiones no les dedico tanto tiempo como uno pensaría. Adoro la música, toco el piano desde los cinco años y siempre le dedico algo de mi vida. El cine, las series y el anime son una buena forma de distraerse y de hallar nueva inspiración. El deporte tampoco se queda atrás. De más joven, salvo por la natación, odiaba todo lo que no incluyera estar sentado viendo la tele. Era un niño insano, lo sé. Por eso me forcé a mí mismo a ir al gimnasio y aprender artes marciales, cosa que me acabó encantando. Hasta hoy trato de que no pase un día sin entrenar.

Rasgo más sobresaliente de tu personalidad: Sin temor de ser atrevido, puedo decir que lo que más sobresale es mi bondad así como mi mal temperamento en momentos difíciles. Suelo hacer que otros se sientan bien casi tanto como los lastimo.

Cuéntanos por qué decidiste ser escritor: Escribir al principio era algo que hacía de vez en cuando por diversión. Lo que me llevó a iniciar mi novela y mi camino como escritor no pudo ser más ridículo, no tanto lo que lo fomentó. Un día veía una maratón de Los Simpson y al ver los episodios en los que Marge y Lisa escribían sus novelas, pensé: «¿Por qué yo no?». Empecé entonces a bocetar los primeros capítulos, luego comprendí el verdadero potencial que hay dentro de un libro. Tenía catorce años por ese entonces y lo cierto es que era un joven muy solitario. Los personajes de los libros siempre me confortaban cuando me sentía solo, las historias que leía calmaban mis momentos de angustia, las ideas que los autores transmitían me maravillaban y llenaban de emociones. Conforme mi novela creció, decidí ser escritor para así crear algo que pudiera darle a los demás lo que esos autores me dieron.

Autores preferidos y por qué: Mis autores favoritos son Julio Verne, Rick Riordan y Stephen King. Adoro como Verne une la ciencia con la ficción, lo que vuelve sus historias casi reales y por supuesto usé algo de eso en mi novela. Admiro las aproximaciones cómicas e infantiles en las historias aventureras de Riordan que no destiñen su gran narrativa, al dirigirme a un público similar él siempre fue un gran referente. King siempre logra una historia atrapante y original sin perder nunca su estilo, algo en lo que siempre intento parecerme al iniciar un nuevo escrito.

Tu obra favorita de otro autor: Aunque es difícil escoger solo una, mi obra favorita es Túneles de Roderick Gordon y Brian Williams. Esa novela marcó un antes y un después en mi forma de percibir la narrativa. Sé que de no ser por ella, no habría Hechiceros del dragón.

Tu obra favorita de las que has escrito: Los hechiceros del dragón y sus próximas secuelas son mis únicas obras importantes. Tu primer libro siempre es especial, creo que en Los hechiceros del dragón puse todo de mí y lo amo por eso.

Tu estilo literario: Mi género sin duda es la ficción. Lo que más me gusta al escribir es crear eventos y situaciones que jamás ocurrirían en la realidad. La fantasía es lo que más gusta, la magia y lo sobrenatural siempre le dan un sabor agradable a una historia. Lo cierto es que a futuro quisiera escribir otros géneros, posiblemente terror o misterio.

Una cita de un autor que te guste: «Es fácil criticar. No se necesita valor ni coraje: cualquiera lo puede hacer y muchos lo hacen. De hecho, parece que muchos individuos no son capaces de hacer otra cosa más que criticar».

Javier Iriondo.

Obra en la que te encuentras trabajando en la actualidad: De momento continúo reuniendo ideas y puliendo lo que tengo de las secuelas de Los hechiceros del dragón.

Algo sobre tu manera de entender este mundo: Lo cierto es que este mundo me resulta confuso, porque lo amo al mismo tiempo que no lo soporto. Sé que la mayoría de la gente es buena, pero me enloquece cuantas maneras tiene la sociedad para juzgarte cuando no encajas en el espacio correcto que te tienen designado. El mundo no es blanco o negro, sino una mezcla de diversos tonos de gris. La perfección no existe, porque se halla dentro de la imperfección.

Tus proyectos inmediatos: Con Editorial Adarve ya iniciamos el proceso para publicar la segunda parte de la serie, titulada El momento de la luna. En lo personal espero conseguir algún puesto de trabajo que me proporcione un ingreso fijo.

Comentarios cerrados.