Justo Chueca – Compasión infinita

 

Portada del libro Compasión infinita de Justo Chueca. Editorial Adarve, Editoriales que aceptan manuscritos

Venganza en la España rural

En un pueblo de la provincia de Segovia, los segadores que trabajan en la finca de un miembro de la alta sociedad cometen un acto vil y atroz. Luego, un joven vecino los ataca con una hoz y mata a uno de ellos. Se ha propuestos castigarlos, acabar con todos, porque no cree en la justicia. Los segadores abandonan el campo y huyen por el monte. El potentado, ofendido, se queja a la Dirección General de Seguridad, en la que tiene poderosos valedores. Para complacerlo, sus contactos consiguen que la Guardia Civil mande al pueblo a un joven teniente especializado en investigación criminal. Se organiza una persecución a través de varias regiones del país, lo que permite ver la España rural de 1930. El campo español, poco mecanizado, no es competitivo. Entre el campesinado pobre, la mujer es, a menudo, víctima del amo y de su propia familia.

Justo Chueca nace en 1948 en Alagón, Zaragoza, y estudia en Creil, Francia, donde se forma como técnico de fabricación mecánica. En 1967 regresa a Zaragoza y ejerce de técnico de organización. En 1986 se diploma como profesor de E.G.B., especialidad en Lengua Española y Francesa, por la Universidad de Zaragoza. Más tarde, forma adultos en estas áreas. En la actualidad colabora con revistas culturales, donde ha publicado algunos relatos. Esta es su primera novela.

Comentarios cerrados.