Juan Antonio González Cejas

 

Juan Antonio González Cejas autor de Bella amapola. Editorial Adarve, Editoriales de EspañaMi nombre es Juan Antonio González. Nací en la isla de Tenerife, lugar en el que resido en la actualidad. Estoy  divorciado y tengo dos maravillosas hijas.

Desde pequeño siempre mostré gran interés por la gente que trabajaba en ambulancias. Con el tiempo pasó a ser mi vocación y profesión. Cursé estudios como técnico en emergencias sanitarias. Sin lugar a duda, me siento muy orgulloso de pertenecer a este grupo de hombres y mujeres que trabajan en la atención de pacientes en entornos prehospitalarios. Es un trabajo que compagino con otra de mis grandes pasiones: la escritura.

Aficiones: Me considero una persona sencilla que pasa sus ratos libres yendo al cine, leyendo o dando largos paseos; cosa que me relaja y me ayuda a pensar. En ocasiones, también suelo escaparme con la bicicleta. Es una forma de hacer deporte y a la vez disfrutar del entorno.

Panorámica de Tenerife

Rasgo más sobresaliente de tu personalidad: Las personas que me conocen suelen decir de mí que soy una persona afable y extrovertida, aunque confieso que no siempre fui así. En el pasado era un chico tímido al que le costaba relacionarse. Evidentemente, he sufrido cambios con la edad que me han llevado a ser una persona más abierta y segura de sí misma.

Cuéntanos por qué decidiste ser escritor: Una tarde en casa, mi mente nostálgica me recordó un precioso instante de mi adolescencia. Con decisión, cogí papel y lápiz y comencé a redactar aquel dulce recuerdo. Al terminar, comenzaron a surgir una serie de ideas en mi mente para crear una historia y pensé ¿por qué no? Pasaban los días y los folios en blanco se iban llenando de palabras. Entonces, me di cuenta de algo: no solo estaba escribiendo, sino que además, disfrutaba haciéndolo.

Autores preferidos y por qué: El primero es William Goldman, escritor y guionista cuya genialidad lo llevó a crear uno de mis libros favoritos: La princesa prometida. El segundo al que estoy obligado a mencionar es William Shakespeare. Romeo y Julieta es, sin lugar duda, una de las más conmovedoras y trágicas historias de amor de todos los tiempos.

Tu obra favorita de otro autor: El libro de Ildefonso Falcones, La catedral del mar, es una obra muy bien hilada. Desde los primeros instantes se puede percibir que se ha puesto mucho esmero y cuidado a la hora de redactarla.

Tu obra favorita de las que has escrito: Bella amapola.

Tu estilo literario: Mi estilo de escritura se podría enmarcar dentro del género literario de ficción histórica. Si alguien me pregunta la razón, es porque me gusta darle cierto grado de realismo a lo que hago.

Una cita de un autor que te guste: «Cada vez que algo se va, deja lugar a lo que sigue», de Jorge Bucay.

Obra en la que te encuentras trabajando en la actualidad: Estoy escribiendo un segundo libro. En esta ocasión nos trasladamos más atrás en el tiempo, hasta el año 25 a.C. En ese punto de la historia sucederá algo realmente extraordinario y misterioso que nos mantendrá expectantes hasta el final.

Portada del libro Bella amapola de Juan Antonio González Cejas. Editorial Adarve, Editoriales que aceptan manuscritosAlgo sobre tu manera de entender este mundo: Vivimos en un mundo que se mueve a toda prisa, donde los intereses económicos parecen estar por encima de todo y de todos, llegando a olvidar lo verdaderamente importante. Sin lugar a duda, el ser humano nunca ha sabido gestionar los recursos y apreciar el extraordinario regalo de vivir en este mundo tan maravilloso. Espero que aún estemos a tiempo de cambiar y de que las futuras generaciones comprendan y aprendan de nuestros errores. De vez en cuando, me pregunto si seguiremos existiendo dentro de algunos cientos de años. Si no es así, posiblemente el único vestigio que quede de nuestra civilización y de nuestro paso por el mundo, sea la palabra escrita.

Tus proyectos inmediatos: Me gustaría seguir formándome con respecto a mi profesión. En cuanto al mundo literario, tengo un nuevo proyecto. Antes de comenzar a escribir, y si tengo la oportunidad, me gusta visitar el lugar donde tienen lugar los acontecimientos. Estar sobre el terreno me ayuda a estimular mi creatividad. Por otro lado, pienso que no hay mejor manera de narrar una historia que subirte a su escenario.

Comentarios cerrados.