Jesús A. Ávila García

 

Actualmente vivo en Pioz, Guadalajara, España. Tengo 37 años y soy casado.

Nací en Nuevo León, México, y a los 11 años de edad me mudé a Querétaro. Siempre fui un niño callado y tranquilo, muy tímido al punto que me daba vergüenza hablarle a la maestra para pedirle permiso de ir al baño y me aguantaba hasta el receso. Desde que tengo memoria he inventado mis propias historias, aunque casi siempre eran solo en mi cabeza y casi nunca las escribía. Viendo atrás, creo que mi timidez me ayudó mucho a desarrollar la creatividad, porque me costaba mucho hacer amigos, entonces prefería inventar mis propias aventuras con dibujos y viñetas, donde yo era el héroe y no me daba miedo la gente.

Estudié la carrera de Ingeniería Industrial y de Sistemas y trabajé en una empresa internacional desde que me gradué a los 23 años de edad, hasta mis 35 años, cuando decidí salirme para perseguir mi sueño de ser escritor y traductor. Algunos sienten pereza los domingos cuando saben que al otro día trabajaban, pero a mí me daba depresión al punto de llorar. A pesar de que tenía un empleo bien pagado, en una empresa que fomentaba la diversidad e inclusión, una jefa muy comprensiva y agradable, compañeros simpáticos que alegraban el día, no me sentía feliz. Con el apoyo de mis seres queridos, me animé a intentar dedicarme a las traducciones y a perseguir ser publicado; soy muy afortunado de tener una familia unida que me apoya incondicionalmente. Voy avanzando poco a poco en esta nueva fase de mi vida profesional y nunca he estado más feliz; despierto cada día emocionado de hacer lo que me gusta, aunque económicamente no esté tan bien como siendo un empleado con salario fijo mensual, prefiero mil veces esta vida que estoy construyendo y con la que soñé desde hace mucho.

Va a sonar a novela romántica, pero por amor me fui a vivir a Ecuador, las cosas funcionaron mucho mejor de lo que creí, así que me casé y después el destino nos trajo a España. Parte de la decisión de venirnos fue porque aquí me parecía un ambiente más apropiado para perseguir mi sueño de ser escritor, por la cantidad de editoriales que hay en España. En dos años, mi vida dio un giro tan grande que, si alguien hace cuatro años me hubiese dicho en dónde estaría ahora, lo habría tachado de loco.

Vistas de Nuevo León (México)

Aficiones: Escribo y leo diariamente, soy de los que se llevan un libro a donde quiera que va por si hay un tiempo de espera. Si no tengo oportunidad de leer, siento que algo me falta en el día. Trato de leer de todo tipo de libros: autores famosos, autores nuevos, ficción, novela histórica, suspenso, romance, misterio, terror, creo de todos los géneros y autores se pueden aprender. Alterno también leer libros físicos con digitales, siento que debemos combinar ambos formatos y los dos tienen sus pros y contras.

Los idiomas siempre me han encantado. Hablo con fluidez inglés, portugués y alemán, y me defiendo en francés y japonés; fue por eso que el mundo de las traducciones me llamó la atención. Me gusta leer libros en diferentes lenguas para combinar los idiomas con la lectura, y porque me gusta leer a los autores en su idioma original, si tengo la oportunidad de hacerlo.

Los videojuegos siempre han sido una gran parte de mi vida, los juego desde que tengo cuatro años, específicamente soy fanático de Nintendo, he tenido y aún conservo todas las consolas de Nintendo, hasta las portátiles. Ahora limito mis horas de juego entre semana, pero los fines de semana aprovecho y es cuando juego más. Para mí es como vivir una historia en la que los personajes dependen de mí, de mis acciones y reflejos. Mucho de mi nivel de inglés lo obtuve de los videojuegos, porque antes era imposible jugarlos en otro idioma que no fuera inglés. Tengo recuerdos de mi hermano y yo pasando algunos juegos con un diccionario inglés-español a la mano para buscar las palabras que no conocíamos. Cuando tenemos amigos de visita en casa, nunca ha habido alguien que no se haya divertido jugando Mario Kart o algún otro juego de Nintendo, es una excelente manera de convivir (y hasta de pelear porque pierdes la carrera en el último segundo). Mi serie de videojuegos favorita es The legend of Zelda, y para coleccionar figuras, juguetes y demás mi serie favorita es Mario Bross.

La música es otra de mis pasiones. Me encanta la música clásica, toco piano y desde hace mucho me ha gustado componer piezas instrumentales. Estudié música un año y medio, al mismo tiempo que mi último año y medio de ingeniería. Fue por eso que, como parte de mi primer libro, Historias del vórtice, compuse una banda sonora instrumental original, para aprovechar esa afición que he tenido siempre por la música y poder combinarla con la de escribir. Además, siempre he creído que los libros deberían tener banda sonora, desde mucho antes de que alguien las convierta en series o películas. Tengo pensado hacer una banda sonora para cada libro que escriba.

Rasgo más sobresaliente de tu personalidad: Si me llegan a conocer quizá no se note mucho, pero sigo siendo tímido. Si estoy en un grupo grande, soy de los que permanece callado y escuchando, hasta que tenga que hablar. La ventaja es que en eso soy muy buen actor y puedo estarme muriendo de los nervios sin que se note; puedo hablar en público sin problemas, aunque por dentro me palpite el corazón al máximo. Ya que siento confianza, o si hablan de un tema que me apasione, participo más activamente en la conversación.

Siempre he sido muy ordenado, tengo un poco de TOC, entonces, por ejemplo, me gusta ordenar los libros de mayor a menor en tamaño, y soy de los que tienen carpetas organizando todo en el ordenador. Para escribir, tengo un archivo con notas sobre los personajes y un esquema escrito de la trama principal, y la voy siguiendo conforme la voy desarrollando y detallando, porque no me gusta escribir «a ciegas» o «como vaya llegando la inspiración». A pesar de eso soy flexible y si algo no funciona, lo cambio.

Estoy obsesionado con la ortografía; soy de los que hasta en los mensajes de WhatsApp usa comas, puntos, signos de puntuación al comienzo y al final, acentos, mayúsculas, etc.

Cuéntanos por qué decidiste ser escritor: Decidí ser escritor cuando me di cuenta de que tenía demasiadas historias en la cabeza como para que se quedaran ahí dentro, atrapadas y sin salir al mundo. Durante mis años de estudiante, cada que había un ejercicio de crear una historia o de escribir un cuento original, los maestros me felicitaban por la creatividad que mostraba; quizá no tenía mucho estilo, pero la imaginación nunca faltó en esas historias. De niño hacía viñetas para mis personajes de dibujos animados favoritos y antes escribía solamente cuando me lo pedían en la escuela. Fue como hasta los 15-16 años que me dio curiosidad por escribir mis propios relatos, que llegó junto con mi vicio de la lectura, porque a esa edad comencé a leer muchísimos libros y leía dos o tres libros por semana. Quizá la principal razón por la que decidí ser escritor fue para poder retar mi imaginación y creatividad para crear mis propios mundos, para hacer que la gente se transporte a otro lugar y sueñe, aunque sea por un momento.

Isaac Asimov fue un escritor y profesor de bioquímica en la facultad de medicina de la Universidad de Boston de origen ruso, nacionalizado estadounidense, conocido por ser un prolífico autor de obras de ciencia ficción, historia y divulgación científica.

Autores preferidos y por qué: Hay muchos autores que me encantan, pero para no extenderme tanto mencionaré solo a dos. Isaac Asimov fue el primer autor que leí cuando comenzó mi vicio por la lectura, porque al comienzo solamente leía ciencia ficción. Su serie Fundación me atrapó desde el primer libro (que fue un regalo de un tío) y busqué en la biblioteca de la escuela todos los libros de la serie y de Asimov y los devoré. Me agrada que muestra mucha creatividad y tiene un estilo muy directo, a un ritmo fluido, con un lenguaje bien escrito, pero sencillo de entender. Viendo hacia atrás, creo que mucho de mi estilo de escritura lo tomé de él. Asimov tiene muchos libros, y lo que más me gusta de él es que no importa que hayan pasado veinte años desde que leí algunos de ellos, muchos de sus personajes, mundos, diálogos, o finales de novelas o cuentos, siguen en mi mente como si los hubiese leído hace poco tiempo. Él me enseñó que puedes tomar ideas para escribir de cualquier lugar, si prestas suficiente atención.

José Saramago es el que considero mi escritor favorito. He leído todas sus obras y no dejo de impresionarme de su manera de ver el mundo, de crear personajes memorables, de las tramas que desbordan creatividad, de su sentido del humor. Para mí, tiene el balance perfecto entre originalidad, tramas creativas y personajes tan vivos que siento podría topármelos en la calle. Fue el primer autor que me hizo reír en voz alta al leer un libro. Me encanta la manera tan original que tiene para describir situaciones que a ojos de alguien normal serían simples o aburridas, donde no pasa nada, pero las describe de una manera en la que te engancha, te hace estar ahí. Y quizá no lo parece, pero Saramago tiene en sus historias muchos de los romances más dulces y tiernos que he leído, aunque no sea el foco principal de la trama.

Mencionando otros autores que me gustan mucho: Stephen King, André Aciman, Haruki Murakami, Andreas Eschbach.

Tu obra favorita de otro autor: Es difícil elegir solo una obra, pero podría decir que Llámame por tu nombre de André Aciman es de mis libros favoritos. Es una obra con uno de los lenguajes más bellos que he leído en toda mi vida. Una simple escena se volvía toda una experiencia para disfrutar y reflexionar, con palabras que llegan directo al alma. Es como leer un poema en forma de prosa. Muchos se dejan llevar por la película para decidir no leerlo, pero siempre lo recomiendo cuando me preguntan por un buen libro. Uno de mis sueños es escribir un libro con un estilo tan poético y bello como ese.

Tu obra favorita de las que has escrito:

Hasta ahora, Historias del vórtice es mi obra favorita, porque me permitió experimentar diferentes estilos para personajes, puntos de vista y tramas en cada una de las veinte historias cortas que tiene (también que sean exactamente veinte historias tiene que ver con mi TOC). Siento que metí mucho de mí en cada relato. También me permitió explorar un lado más obscuro de mi mente y donde pude usar mi creatividad al máximo para darle giros argumentales a las historias que tomen al lector por sorpresa; nunca me han gustado las historias demasiado predecibles.

Tu estilo literario: Mi estilo literario entra en la ficción. Ya sea ciencia ficción, fantasía, terror o realismo mágico. Siempre me ha gustado escribir de cosas que sean casi imposibles de encontrar en nuestro mundo, porque me gusta que mi imaginación vuele y que mi mente piense en todas las posibilidades que podrían suceder, no solo en las realidades sino en las tramas y giros argumentales. Crear mis propios mundos y mis reglas fue una de las razones por las que quise ser escritor. Me gusta atrapar al lector, que aunque sea una historia corta, se adentre en el mundo que creé y en la piel de los personajes.

Una cita de un autor que te guste: «Hay personajes de novela que están más vivos que algunos que andan por allí». José Saramago.

Obra en la que te encuentras trabajando en la actualidad: Estoy por terminar una novela de ficción que llevo escribiendo hace ya un buen tiempo, pero que avancé mucho desde que me dediqué exclusivamente a las traducciones y la escritura. Es mi obra más ambiciosa hasta ahora, con muchos personajes y argumentos, usando todo lo que he aprendido sobre técnicas de escritura en los últimos años. Llevo más de 800 páginas de Word escritas. Estoy emocionado de verla completa y espero que el próximo año pueda darla a conocer.

Algo sobre tu manera de entender este mundo: Cuando crecí y tenía rasgos que me hacían muy diferente a la mayoría, como mi timidez, que no me gustara el fútbol, que no me gustaran los dulces picantes (siendo mexicano), había días en los que me sentía solo. Creciendo me di cuenta de que hay una gran variedad de personas y que es esa variedad la que hace al mundo un lugar especial. Siempre he creído que el respeto a la gente que es distinta a nosotros es la clave para tener más paz, lo que muchas personas no ven. Hay quienes sienten desprecio o hasta odio para los que no piensan o sienten como ellos, y me gusta creer que puedo hacer la diferencia poco a poco para que la gente tenga más tolerancia y respeto a lo que no entienden. Las palabras son muy poderosas y creo que podemos usarlas para fomentar el respeto a los demás, por eso trato de hacer personajes de todo tipo y no caer en los estereotipos que tenemos hacia ciertas personas.

Tus proyectos inmediatos: Mis proyectos inmediatos son seguir escribiendo, con la meta de escribir al menos un libro por año. También quiero afianzarme más como traductor, sigo capacitándome para estar más preparado, crecer mi cartera de clientes y que sigan confiando en mi trabajo (muchas veces, mis técnicas de escritura me ayudan a mejorar las traducciones). Llevo solo un año y algunos meses en España, entonces mi esposo y yo estamos construyendo un hogar juntos, buscando tener una vida plena y me da mucho gusto ver que vamos avanzando, lentos pero seguros y felices.

Comentarios cerrados.