Belinda Díaz presenta «Ikingut. El heredero de Darkaria» en México

 

El pasado viernes 22 de junio, en la Casa de la Cultura Prof. Pedro Ángel Palou Pérez, Puebla, México, se llevó a cabo una nueva presentación de Ikingut. El heredero de Darkaria, de la incipiente escritora Belinda Díaz.

Belinda Díaz durante la firma de ejemplares. Editoriales actuales de España, Adarve

B. Díaz durante la firma de ejemplares

La presentación estuvo a cargo de Roberto Corea Torres, poeta y escritor nicaragüense radicado en México; y de Rodrigo Corea Pacheco, actor y director mexicano. Junto a la autora, departieron en torno a la novela y su contenido, su estilo narrativo, la prosa detallada y finamente tratada para dar pie a la creación de un mundo verosímil y fantástico, épico, que ha tenido una gran acogida por parte de los lectores de diferentes partes del mundo.

A la presentación acudió un copioso público que, luego de escuchar con atención las palabras de los presentadores, intervino a través de preguntas y comentarios, ávidos de mayor información acerca del futuro de Darkaria y la posible escritura de una continuación de esta historia que ha encandilado a tantos. Al finalizar, la autora firmó algunos ejemplares para los lectores y compartieron de manera distendida.

Recordemos que Ikingut. El heredero de Darkaria, es una novela de fantasía épica que narra la historia de Arheam, un joven que, sin esperarlo, deberá enfrentarse al más poderoso de los hechiceros y a un ejército de demonios para poder reclamar el trono que por derecho le pertenece. Para lograrlo, Arheam deberá aliarse con elfos, guerreros y hechiceros, pero sobre todo, deberá hallar la única arma capaz de vencer a las tinieblas: Ikingut, la espada asesina de demonios.

Público asistente a la presentación de Ikingut el heredero de Darkaria de Belinda Díaz. Editoriales españolas, Adarve

Público asistente

Díaz, Corea Pacheco y Corea Torres durante la presentación de Ikingut El heredero de Darkaria. Editorial Adarve de España

Corea Torres, Belinda Díaz y Corea Pacheco

Comentarios cerrados.