Carlos Javier Carnicer

Carlos Javier Carnicer autor de La conjura de los hermanos. Editorial Adarve, publicar un libroVivo en la misma ciudad donde nací, Ciudad Real. Aunque de joven siempre pensé que viviría en otro lugar, las circunstancias me llevaron a seguir viviendo aquí. Acabo de cumplir 58 y llevo casado el tiempo suficiente para haber cumplido ya las bodas de plata.

Estudié Historia por vocación. Me apasionaba desde que recuerdo. El bachillerato se me hizo largo por eso: no quería más que leer cosas de historia. También novelas. Siempre me encantaron las novelas y los cómics. Las historias, la narración, en definitiva. Tuve la suerte de empezar a trabajar en la enseñanza de la Historia en institutos de bachillerato prácticamente al terminar la carrera en la Complutense de Madrid. Aunque había escrito alguna novela (que quedó inédita, naturalmente), me dediqué bastantes años con un amigo a investigar el espionaje en el reinado de Felipe II y tuvimos la fortuna de poder publicar tres estudios acerca de este tema. Fueron libros pioneros en este campo. Con los años, tuvieron repercusión, y me produce cierto orgullo el hecho de que lo que se ha escrito y publicado en adelante desde aquellos estudios nuestros, en gran parte, se alimenta de lo que nosotros investigamos y publicamos. Pero mi vena novelesca siempre estuvo ahí, y la inmersión en ese mundo del siglo XVI hizo que me resultara de lo más natural pasar a la novela volcando en ella todo lo que había aprendiendo mientras  investigaba. De ahí nacieron las ficciones históricas sobre el personaje de Forcada.

Aficiones: Muy pocas. Leer y escribir, sobre todo. Me gustan el cine y las series. Creo que no puedo vivir sin grandes dosis diarias de ficción, en forma de literatura o de narración visual. Fundamental esa es mi principal afición. También el fútbol, apasionarme con mi equipo y con la selección, ver partidos importantes en un bar con amigos tan forofos como yo. Es divertido.

Rasgo más sobresaliente de tu personalidad: Es imposible juzgarse a sí mismo. Diría que mis principales rasgos profundos son la sensibilidad, la emotividad y la intuición. También supongo que destacaría la tenacidad y un optimismo con vetas de melancolía y nostalgia. Pero no me atrevería a decir mucho más.

Cuéntanos por qué decidiste ser escritor/a: No fue una decisión consciente. Surgió en la adolescencia, como una forma de sacar hacia fuera esa propensión a la ficción, a vivir siempre como en un mundo paralelo y propio. Algunos cuentos y alguna novela reescrita algunas veces fue lo primero que hice. Descubrí lo que me gustaba escribir en aquellas cartas que se escriben a esa edad, a los amigos y a los primeros amores.

Autores preferidos y por qué: No tengo ningún escritor de referencia. Cuando era adolescente y empecé a escribir me fascinaban Martín Santos y Ernesto Sábato. Pero la nómina de escritores con los que he disfrutado sería interminable. De muchos tengo casi todas sus obras. Graham Greene, Patricia Highsmith, Kundera, Onetti, el Cortázar de los cuentos, Bryce Echenique, Dostoievski y Tolstoi, el Clarín de La Regenta, Galdós, por supuesto el ya citado Sábato, el Cervantes del Quijote y las Novelas Ejemplares, las poesías de Garcilaso, Harlan Cobben, Lemaitre. No sé, infinidad. Me dejo un montón de autores y novelas que me han encantado. No sabría decir por qué. Me han emocionado, me han hecho descubrir una parte de la realidad y descubrirme a mí mismo. Cuando eres joven todo te influye porque no conoces aún cuál es tu voz. Cuando creces y has leído ya bastante creo que llegas a la conclusión de que hay cosas que nunca volverías a leer y que si algo no te está gustando después de 40 o 50 páginas, mejor que lo dejes y leas otra cosa que sí te guste, porque el tiempo es precioso para perderlo.

Tu obra favorita de otro autor: Por lo que acabo de decir no tengo una obra que sea la OBRA. Hay demasiadas cosas buenas (algunas, afortunadamente, aún por descubrir) como para obcecarse con una sola.

Tu obra favorita de las que has escrito: La favorita siempre es la que estás escribiendo en ese momento. De las que ya he escrito, creo que las mejores son dos novelas que se complementan dentro de la serie histórica de Forcada: “Valsaín” y “Señores de todo el mundo”.

Tu estilo literario: Hasta ahora lo único que he publicado son novelas históricas. En realidad, tanto lo primero que escribí como lo que estoy escribiendo ahora mismo son muy distintas en parte a eso. Digo en parte porque también en las novelas históricas hay elementos psicológicos y emocionales, el drama de las relaciones y los sentimientos, aunque dentro de tramas de acción. Creo que son esos elementos que digo los que realmente me interesan.

Una cita de un autor que te guste: Una reciente de Amor Towles: “El destino no tendría la fama que tiene si siempre hiciera lo que parece que va a hacer”.

Obra en la que te encuentras trabajando en la actualidad: Una novela de relaciones, de amor.

Algo sobre tu manera de entender este mundo: No tengo afición a la filosofía, aunque las ideas me gustan. Me las tomo como conjeturas. No sé ni pretendo saber qué sentido tiene el mundo ni la vida, nuestra vida humana. Solo sé que es enormemente rica y desconcertante. Eso es lo que me interesa, esa riqueza, esa real o aparente falta de explicación, ese misterio que acaso no lo sea.  Esas reglas que intuyes que rigen nuestras almas (si es que tal cosa existe). Esa belleza que no podemos estar seguros de dónde viene y si en realidad no nos estaremos inventando.

Tus proyectos inmediatos: Como decía, terminar la novela que ahora estoy escribiendo.

Comentarios cerrados.