María Bernarda Salguero – El gusto es mío

Portada del libro El gusto es mío. Editorial Adarve, publicar un libro

Pensamientos compartidos

Escribo para liberar el dolor y busco envasar el agobio para seguir escribiendo. Esto no es más que el recordatorio de aquellos pensamientos que alguna vez tuve y en su momento no supe compartir. Un día como hoy, mi irónica osadía desparrama, entre los vientos carecientes de fronteras, muchas de las historias que había prometido desterrar de la memoria. No obstante, y en contra de mi voluntad, resurgen del olvido cuando el temor a recordarlas es más fuerte que la lección que habían dejado. Un poco de amor, otro de ilusión, un toque de romance, desencuentro y decepción. La vida es como una función senoide y, para ser sincera, me genera bastante ansiedad sentir la cercanía a la cresta de la ola. Una vez alcanzado el máximo esplendor, ni siquiera hay caída inmediata, sino el desalentador pase horizontal que precede al inexorable y anti-discrecional creciente túnel de la depresión. Lo bueno es que, una vez que se llega al fondo, rebrotan las oportunidades. Si algo pudiese pedir sería solo una cosa: si por esas casualidades de la vida les ocurre toparse con algún individuo de exacerbadas y aventureras crónicas existenciales, cuya mera presencia les haga sentir un gran descontento a causa de sus «ordinarias» vidas, no se olviden nunca de que así tanto como goza, ya ha sido condenado con la carga oscilante de su exorbitante amplitud que se despliega a la inversa.

María Bernarda Salguero nació el 22 de febrero del 1995 en la ciudad de La Plata, Argentina. Desde pequeña tuvo afinidad con el arte, en especial la música y el canto. Durante sus años escolares, asistió intermitentemente a varias actividades, manteniéndose siempre fiel a las clases de Pilu y Deborah, a quienes ella se dirige como «padres artísticos». En el 2013, participó de un programa cultural de intercambio con Rotary Club en Austria, continuando más tarde rumbo a Estados Unidos, donde actualmente reside. Durante sus primeros años como estudiante, asistió a Illinois Central College y luego transfirió sus créditos a la Universidad de New Hampshire, donde recibió su título de grado en Ingeniería Química.

Comentarios cerrados.