Enrique Navarro

 

Enrique Navarro autor de Cristóforo. Editorial Adarve. Publicar un libroResido en Toledo aunque pasé toda mi vida profesional entre Barcelona, Madrid y Miami; ahora busco la tranquilidad de una ciudad con carácter y esencia, y eso es Toledo. Salir a pasear por sus calles es un bálsamo contra el agobio de la vida actual Tengo cincuenta y ocho años, y dos hijos Quique y Martina.

Pasé veinte años trabajando para la administración pública después de adquirir una plaza de interventor del ministerio de defensa. Fue en esta época cuando comencé a escribir en la Gaceta de los Negocios, artículos de opinión así como trabajos y numerosas opiniones sobre cuestiones de economía de defensa e industria en medios muy especializados. En 2007, fundé una empresa y dejé el sector público. Inicié actividades relacionadas con tecnología de materiales adquiriendo una empresa en el norte de Finlandia, y luego pasé años en Sudamérica. Ahora me dedicó exclusivamente a la consultoría y a asesorar empresas, lo que me deja más tiempo para escribir y sobre todo más tranquilidad.

La política ha sido otra pasión a la que dediqué muchos años de juventud, aunque ya un poco más retirado, siempre alerta. Suelo escribir casi todos los meses en Libertad Digital donde habré publicado cientos de artículos, así como en muchos medios especializados en política internacional y seguridad.

He dado muchas vueltas al mundo y he visitado desde desiertos a los polos, lugares en conflictos bélicos y maravillosos sitios donde retirarse.

Aficiones: Lo que más me gusta es viajar, es a lo que he dedicado más tiempo y recursos; la música es otra afición que siempre me ha acompañado como la lectura, aunque he de decir que mi mejor afición es mi familia y amigos. El vino es una afición creciente; si nos damos cuenta, la vida de las civilizaciones ha girado siempre alrededor del aceite y el vino, es imposible separar cultura y alimentación y el vino ha sido un eje de nuestras costumbres a lo largo de la historia.

Rasgo más sobresaliente de tu personalidad:  La pasión por la aventura y la curiosidad son mis rasgos más significativos, creo. Me he pasado la vida siempre buscando hacer cosas nuevas y diferentes, dejando posiciones seguras para emprender nuevos caminos. Me encanta polemizar y discutir, en el mejor sentido, es la forma más eficaz y rápida de aprender. Una vida poco recomendable para quien busque seguridades o tranquilidad.

Cuéntanos por qué decidiste ser escritor: La verdad es que no decidí ser escritor, solo escribir. En un principio era un canal para expresar mis ideas sobre los acontecimientos que sucedían, pero nunca pensé en ser escritor y mucho menos vivir de la literatura. Tenía claro que quería escribir una novela porque era un reto, pero como suele ocurrir se está convirtiendo en adicción. Escribir novelas sobre lugares o tiempos lejanos es una evasión que produce un placer semejante a viajar.

Don Quijote de La Mancha

Autores preferidos y por qué: Podría decir que soy producto de la guerra fría, es decir que ha sido la novela norteamericana, especialmente del periodo de entreguerras, y la novela rusa del siglo XIX las que más me han influido y disfrutado. Por un lado Faulkner y Hemingway y en otro Chejov y Dostoievski. Ahí se pueden encontrar todos los secretos de la literatura: cómo construir grandes historias sin descuidar el más mínimo detalle, pero sigue siendo Albert Camus mi idolatrado autor de referencia, ¡Ojalá pudiera escribir novelas tan cortas y tan perfecta!, pero esta habilidad está reservada a muy pocos maestros.

Tu obra favorita de otro autor: Definitivamente no hay obra mas completa, inspiradora e innovadora que don Quijote, todo lo que vino después no lo ha superado. En un mundo de sentimientos sencillos, sin tecnologías, sin televisión, que las conversaciones entre un loco a caballo y un escudero en burro por las yermas tierras de la Mancha sean la referencia histórica de la novela, dicen mucho de la prodigiosa pluma de Miguel de Cervantes.

Tu obra favorita de las que has escrito: Aunque ya he terminado una segunda y hay una tercera en la cocina, mi preferida es Cristóforo, es una novela de mi propiedad moral, ideológica e intelectual. Eso hace que sea demasiado personal para ser un éxito, pero el haberla terminado para mi ha sido la culminación de un largo trabajo de creación, y sin duda quien quiera conocerme debe leerla. Para entender la España de hoy debe adentrase en sus recovecos, bucear en cada conversación y deslindar la historia de la novela para hallar su esencia.

Tu estilo literario: Como para mi la novela es explorar, me cuesta mucho encasillarme en un solo estilo literario, de hecho he escrito tres novelas y tres géneros, histórica, thriller y novela negra, veremos cuál sale mejor.

Una cita de un autor que te guste: “Fue en España donde mi generación aprendió que uno puede tener razón y ser derrotado, que la fuerza puede destruir el alma, y que a veces el coraje no obtiene recompensa” Albert Camus.

Dentro de la resignación de Camus, nos muestra una realidad que es muy contraria a los sueños que nos venden. A veces tenemos que convivir con el hecho de que el mal puede vencer.

Obra en la que te encuentras trabajando en la actualidad: Está ambientada en la Menorca de la ocupación británica y de la actualidad. Un crimen cometido hace doscientos años marcará la vida de generaciones que no podrán escapar de la maldición que supondrá una muerte violenta. La muerte irracional y sin conexión aparente, envuelve la narración, mientras que una juez y un tabernero luchan contra la historia y su envoltura para conocer la verdad, aunque deban levantarse fosas de doscientos años de edad.

Algo sobre tu manera de entender este mundo: No existe un mundo, cuando has estado en varios conflictos armados, en campos de refugiados, has visto el lujo extremo de los jeques y la miseria del Centro de África, cuando has conocido la violencia gratuita y la capacidad del hombre para crear belleza y destruirla, te das cuenta de la maravillosa complejidad que se acumula en un pequeño planeta de un universo infinito. El hombre racional es una casualidad de la evolución, un contrasentido para el que el universo no tiene explicación y por eso no encajamos muy bien el mundo y nosotros. Cada uno de nosotros acumulamos historias y todas merecen ser contadas.

Tus proyectos inmediatos: Siempre me planteo cómo seré en diez años, qué estaré haciendo y dónde viviré. Siento que la vida entra en una empinada cuesta hacia abajo y que no se puede perder el tiempo, así que hay que ir dejando cerrados unos cuantos capítulos del plan con premura. De todas formas, tengo la impresión de que la vida se me quedará corta. Cuando acabe esta obra voy a esperar un tiempo y meditar antes de tomar un camino diferente o no; hay que observar la realidad para luego poder escribir, sobre todo para conseguir inspiración.

Comentarios cerrados.