Clarisa Cano Pintor – Huellas de la infancia

Portada del libro Huellas de la infancia de Clarisa Cano Pintor. Editorial Adarve. Narrativa Breve

Recuerdos de vida

Nuria ha dado a luz a su primer hijo a los cuarenta años. Al nacer Jerónimo, los recuerdos de toda su vida salen a flote. Sin poder remediarlo, va siguiendo como un hilo de Ariadna los laberintos más profundos de su memoria, sacando a la luz secretos de familia. El relato de momentos importantes a cada paso de su vida, demuestra cómo poco a poco se fue forjando su carácter y desarrollando su personalidad. Nuria tuvo que aprender a vivir con la imagen de niña fea que le inculcó su madre y las comparaciones con sus hermanas que siempre sufrió. Así fue creciendo una celosía tremenda que tuvo que aprender a dominar. Tuvo que alejarse, romper los vínculos con toda su familia para aprender a vivir. Sus múltiples experiencias por el mundo le permitirán apaciguar sus frustraciones, pero nunca conseguirán borrar las huellas de su infancia.

Clarisa Cano Pintor nace en Lorca, vive en Francia y se dedica a escribir y pintar. Mis novelas son ficciones, pero siempre hay una base de hechos reales que se mezclan con lo que hubiese podido ser. Porque nadie abarca todas las caras de la verdad, resulta ilusorio pensar que existe una verdad. Mi primer libro lo escribí en francés: Ma vie à contre courant, trata de un joven inmigrante español como lo fueron mis padres.

Comentarios cerrados.