Patryk Suchocki

 

Resido en la enigmática ciudad de Puebla, en México, un lugar de folclore cosmopolita, chicas bonitas y caos urbano. ¿Edad? 26 otoños. Actualmente comprometido con la adquisición de raros ejemplares de vinilos de los años 60.

Nací en la ciudad de México pero he estado yendo de un lado a otro desde que tenía dos semanas de edad y mis padres decidieron ir a escalar la Pirámide del Sol (¡yey!), por lo que me considero un nowhere man. Estudié la licenciatura de Gestión Cultural en la Universidad de Guadalajara y actualmente trabajo principalmente como escritor y a veces traductor de algunas obras.

Aficiones: Cine y música rock clásica, con preferencia de los años 60 y 70. También me agrada el ajedrez. La liga alemana de fútbol (Bundesliga). Leer cosas de física cuántica y filosofía (si bien me quedo cortísimo en ambas nociones).

Rasgo más sobresaliente de tu personalidad: ¿La excentricidad? No sé. 9.9 de cada 10 personas me ha dicho raro en alguna ocasión (todo un halago, naturalmente); y soy algo introvertido también, y curioso. Me gusta aprender y reflexionar. Y si alguien entabla una conversación conmigo, básicamente será como entrar en un interrogatorio amable.

Cuéntanos por qué decidiste ser escritor: Creo que la incesante necesidad de crear historias. Desde niño me ha gustado hacer esto… Empecé haciéndolas para mí, luego en la secundaria las compartía con algunas amistades… y esto siguió durante la preparatoria y universidad, hasta que decidí tratar hacer una historia más profesional en el caso de Victoria Stardust y la cual pudiese compartir ante un público más extenso. Si se tiene curiosidad por mis obras predecesoras, he autopublicado un par (aunque no las considero como material profesional como para presentarlas en editoriales).

Autores preferidos y por qué: J.R.R. Tolkien, Douglas Adams, Jane Austen serían los principales. Tolkien influyó en el deseo de crear mundos y explorar aventuras; Adams, en el humor. La Guía del Autoestopista Galáctico debe ser el libro más gracioso que he leído –y su prosa es muy, muy accesible—. Fue de mucha ayuda cuando estaba iniciando con Victoria, puesto que me hizo tratar una prosa que fuese más concreta. Pero tampoco puedo negar que el estilo de Tolkien (uno que es muy detallado) me encante también. Creo que a final de cuentas la ligereza o densidad de la prosa depende del tipo de historia que se quiere contar. A veces me inclino más hacia una detallada, y a veces a la directa. En cuanto a Austen… sonará raro pero la incluiría en un grupo con Bram Stoker, Mary Shelley o Sheridan LeFanu, que son autores más bien góticos, pero que pertenecen a la misma época victoriana y la cual, para mí, es una increíble. La forma en que los personajes se expresan con tanto decoro y, más aún, el cómo se maneja la narración de la historia, los largos periodos de tiempo que abarcan, el saltar de un narrador a otro, son detalles que a menudo aplico en mis historias.

También tendría que mencionar a Anthony Burgess y La Naranja Mecánica, un libro inquietante, sin duda… pero que es excelente para expresar el punto de vista de un personaje tan extremo como Alex Delarge. Rafael Sabatini y su Capitán Blood, excelente obra de aventuras que fue de inspiración para Victoria Stardust. Y Verne y sus varios inventos e ingenio al explorar aventuras en lugares increíbles.

Tu obra favorita de otro autor: Mi obra favorita es El Hobbit, de Tolkien. ¿Por qué? Supongo que debe ser por tratarse de una de las primeras obras que leí. Soy fanático de las películas del Señor de los Anillos y entonces no se sabía nada de las películas que sacarían del Hobbit, así que solo se tenía ese libro… Un cuento encantador, perfecto, lleno de aventuras… y que me impide poder hacer algo de fantasía. Siento que si tratase hacer algo de este género haría una copia barata de las obras de Tolkien.

También puedo incluir La Guía de Adams, por los motivos ya presentados en el inciso anterior; Drácula de Stoker, excelente por su forma narrativa. Me encantan los vampiros y esa fue mi principal atracción hacia la obra, pero la forma en que se cuenta la historia, la recopilación de informes de diarios… Increíble. Y mención honorífica para La Naranja Mecánica, Capitán Blood, Frankenstein, Carmilla, y Cinco Semanas en Globo.

Tu obra favorita de las que has escrito: Difícil. Le tengo un cariño muy particular a una de mis primeras obras, Cupcake Girl, una pequeña odisea hippie que fue el resultado de años de música rock. Victoria Stardust, por ser el primer intento profesional. La Ciudadela de las Cinco Montañas por el mundo que creé dentro de esta y que fue el mayor esfuerzo literario que hiciese hasta el momento. Y El Bizarro Acto de la Chica Medusa, un pequeño cuento de fantasía moderna, por su protagonista y mensaje. A cada una de estas cuatro historias les tengo un cariño muy especial y diferente a la vez, y me cuesta elegir una…

Por cierto, Cupcake, Ciudadela y Medusa fueron obras autopublicadas pero estoy buscando llevarlas a Adarve.

Tu estilo literario: Aventuras. Extrañas aventuras. Todas mis obras sean viajes espaciales, distopías misteriosas, circos decadentes o comunas hippies, siempre involucran extrañas aventuras. Quizá sea por la influencia de Tolkien, pero creo que me gusta explorar situaciones extravagantes con varios incidentes en los que los personajes van descubriendo cosas de sí bajo alguna presión.

Una cita de un autor que te guste: Y que la locura sea nuestro manto, de Tolkien. Sé que esta frase proviene más bien del Señor de los Anillos, pero me encanta. En un mundo insensato como este, debes estar loco para no perder la cabeza.

Obra en la que te encuentras trabajando en la actualidad: Estoy trabajando en una novela corta sobre viajes en el tiempo y sus repercusiones existenciales.

Algo sobre tu manera de entender este mundo: Es un mundo complejo y lo único que podemos hacer es buscar ser empáticos con los demás. A menudo nuestro arraigo a ciertos valores nos hace entrar en contraposición con otros, sin permitirnos entender su punto de vista… y esto es lo que desata la mayoría de conflictos sociales de toda clase. Y si no nos permitimos… ser un poco más abiertos a la empatía, a en verdad pensar en el otro, entonces solo seguiremos creándonos problemas.

Tus proyectos inmediatos: Creo lo más inmediato es esta obra de viajes en el tiempo, en lo que respecta a lo literario… En lo personal, ni idea. Ha sido un año complejo y hay mucha incertidumbre. Hay que ir poco a poco, supongo.

Comentarios cerrados.