David Gómez Durá

 

David Gómez Durá, autor de Editorial Adarve. Editoriales actuales de EspañaNací y resido en Orihuela. Tengo 24 años, soltero. Estudié Trabajo Social en Murcia y luego de terminar la carrera trabajé como recepcionista. Hasta el momento he llevado una vida de lo más normal. Hubo un tiempo en el que quise irme a vivir fuera cuanto antes, pero ahora siento que podría estar aquí por muchos años. Escribir un libro ambientado en mi ciudad, obligarme a ver cada una de estas calles familiares con otros ojos, me ha hecho valorarla más.

Rasgo más sobresaliente de mi personalidad: Más que reflexivo, me considero una persona con tendencia a distraerme. No en exceso, pero a veces estoy más en las nubes que en tierra. Soy un poco egoísta. Si disfruto con algo, doy por hecho que el resto también lo hará. Tengo poca paciencia y quizá peque también de hipócrita, como todo el mundo. A veces utilizo mis propios defectos para definir a mis personajes, aunque no puedo decir que ninguno de ellos sea mi álter-ego ni nada parecido.

Mis aficiones: Desde siempre me ha gustado el cine y la literatura. Y correr, todo el que me conoce sabe que me encanta correr.

Por qué decidí ser escritor: Como aficionado a la lectura y al cine que soy, siempre he sentido la necesidad de crear algo similar a las historias que más me han marcado.

Mis autores favoritos y por qué: Como a muchos de mi generación, fue Harry Potter —y la insistencia de mi madre a darle una oportunidad— quien inculcó en mí el hábito de la lectura. Todavía se cuentan entre mis favoritos y los releo de vez en cuando. Me gustan mucho Ian McEWan, Amélie Nothomb y Eugenides. Últimamente leo a mucho a autores japoneses como Yukio Mishima, Murakami y Banana Yoshimoto. Es una literatura sencilla pero no por eso simple, y me encanta como a menudo mezclan lo bello con lo truculento.

Mi obra favorita de otro autor: Creo que mi libro favorito sería Nunca me Abandones de Kazuo Portada de Nunca me abandones, libro favorito del autor Adarve. Editorial Adarve de EspañaIshiguro. Es una obra de ciencia ficción que plantea reflexiones muy interesantes, pero siento que a un nivel básico habla de la fragilidad de la vida y de lo que hacemos con el tiempo que nos ha sido dado.

Mi obra favorita de las que he escrito: El Eco, más que nada porque es la única novela que he conseguido terminar y publicar.

Mi estilo literario: Ya sea terror, fantasía o novelas más asentadas a la realidad, siempre hay un denominador común en mis historias: personajes insatisfechos que buscan una forma de evasión. Por lo demás, me gusta narrar de forma clara y sin abusar de adjetivos ni adverbios. El paisaje cobra un gran protagonismo en mis historias y muchas veces me sirvo de él no solo para ambientar la trama, sino también para mostrar el mundo interior de mis personajes.

Una cita de un autor que me gusta: “Lee como una mariposa y escribe como una abeja”,  de Phillip Pullman. La inspiración viene genial para escribir, pero a menudo surge tras estrujarte un poco la cabeza.

Obra en la que me encuentro trabajando en la actualidad: Estoy trabajando en una novela muy diferente a El Eco. Sería mi primera incursión en el género de terror, aunque no creo que sea un terror puro y duro. Es una historia muy extraña y está siendo todo un reto escribirla.

Mi manera de entender este mundo:  Hay una frase que dice que nada está realmente bajo nuestro control. Me reconforta porque parece decir que, en última instancia, nada depende realmente de mí, lo cual me daría carta blanca para hacer lo que me venga en gana sin consecuencias, pero supongo que va dirigida a aquellas personas que afrontan situaciones novedosas o se ven metidas en ellas. No es justo desentendernos de nuestros actos y elecciones. Ante un problema puedo tomar una actitud pasiva o cuestionarme, un camino angosto pero que a la larga trae grandes beneficios.

Comentarios cerrados.