Osvaldo González Iglesias en el programa “Sin exclusiones” de Argentina

 

Hace algunos días el autor argentino Osvaldo González Iglesias presentó su último libro, Neurosis, a través de una brillante entrevista realizada por el Dr. Luis Sokol en su programa Sin exclusiones de la cadena de televisión argentina Metro.

Osvaldo González, autor de Editorial Adarve, en el programa Sin exclusiones de la cadea argentina Metro. Editoriales actuales de España

González Iglesias en el programa “Sin exclusiones”

Allí se refirió a su afición por la escritura, a cómo desarrolla la trama de sus novelas y el placer que le causa el proceso en sí y, sobre todo, el resultado final. Por otro lado, el autor recuerda una frase de Nietzche, “Cuando uno mira mucho tiempo el abismo, el abismo comienza a mirar dentro de uno”, para referirse a cómo la literatura representa la interioridad de quien escribe, de cómo esta necesita del conocimiento de todas, o casi todas las cosas para poder crear y recrear mundos de ficción verosímiles y, a la vez, imposibles. “La literatura consiste en ver más allá, forzar la sintaxis y romper las barreras de la razón”, plantea.

Además, se refiere a la creación de sus dos novelas. La primera, Ciudad del sol, narra la vida de un joven en busca de la solidez confrontándose con las amistades, el amor, el exilio y la duda mientras vive sumergido en un mar de drogadicción y rock. La segunda y última (por ahora), Neurosis, plantea como escenario un Buenos Aires abatido por la decadencia social pero que lucha por la sobrevivencia. Los lagartos, personajes infrahumanos, estigmatizados, son quienes enfrentan a esta nueva sociedad devastada por la vanidad, la traición y la política.

Recordemos que Osvaldo González vivió gran parte de su vida exiliado en México y Nueva York tras escapar de su pasado revolucionario durante la dictadura militar argentina, experiencia que le ha permitido conocer el mundo desde una perspectiva muy distinta, casi privilegiada, brindándole material y experiencia suficiente para poder plasmar sus historias.

Comentarios cerrados.