DISEÑO DE CUBIERTAS

Las cubiertas de un libro se componen de portada, contraportada, solapas y lomo. Una buena portada, capaz de atraer la atención de los posibles lectores, es el mayor vendedor que tiene la editorial y la tarjeta de visita que mejor presenta el contenido de una obra. Porque en un mundo tan sumamente competitivo como el editorial, una imagen atrayente resulta imprescindible si lo que pretendemos es dar el primer paso promocional del libro.

De nada sirve que tengamos ante nosotros un magnífico manuscrito si después no sabemos transmitir sus grandezas con un solo golpe de vista. De nada sirve, igualmente, que alguna persona ajena a la profesión trate de diseñar una portada que, pudiendo ser magnífica, no se aproxime al contenido de la obra ni a la psicología del posible comprador.

Una portada es una obra de arte de dimensiones muy reducidas, donde contarlo todo es imposible pero es factible esbozar una alegoría de lo que vamos a encontrar tan pronto como abramos el libro y nos dispongamos a su solaz lectura. Todo ello solo son capaces de hacerlo los diseñadores de portadas más preparados e inspirados. El equipo de diseño de Editorial Adarve se encuentra al tanto de las tendencias actuales en materia de portadas y, de forma colegiada, decide el tono a emplear en una determinada obra. Todo ello sin menoscabo de las aportaciones que puede hacer el propio autor y que siempre son de agradecer.

La contraportada de un libro es, también, un aspecto a tener en cuenta a la hora de seleccionar un libro entre todos los que llenan las mesas de las librerías o las tiendas de internet. Una buena sinopsis de la obra (sin destriparla) puede decirnos mucho de lo que nos vamos a encontrar en el interior del papel mágico de un libro. Como sucede con laportada, contar sin contarlo todo de manera objetiva es la misión de la sinopsis que preside toda contraportada. A todo ello nos suelen ayudar los propios autores que son, a la postre, quienes mejor conocen sus obras.

La solapa delantera debe presentar al autor (foto incluida) y la solapa trasera permite presentar otras novedades o explicar el sentido de la colección a la que pertenece la obra.

No se admiten más comentarios