C. Murueta

Algo sobre mi vida…

Soy mexicana, más concretamente del Puerto de Acapulco, tengo 21 años y estudio Literatura y Filosofía en la Universidad Iberoamericana de Puebla.

Nací en Acapulco, como digo, el lugar de las cañas grandes, de la bahía encorvada y los cerros cetrinos. Me gustan las comisuras del mar, me gustan las lluvias de agosto, la filosofía medieval, la prosa de Dostoievski.

Por lo demás, estoy destinada a perecer, como la inocencia de Adán o la esperanza de Gregorio Samsa. Hegel habló de la dialéctica como principio de comprensión y superación; Marx habló de la lucha de clases como motor de la historia. He de ser yo esa antítesis, con mis cuentos parafílicos, mis géneros promiscuos y mis páginas presuntuosas.

En fin, vivo mis mentiras con excesivo afán.

De mi personalidad destaco:

Sin duda, la heterogeneidad: un rimero de confines y contrastes.

Mi decisión de ser escritora: 

Por inercia y por amor a la lectura. O quizá, por mera veleidad del alma infantil.

Mis autores favoritos:

Plumas latinoamericanas como García Márquez y Juan Rulfo; ilustres narradores y exploradores del Zeitgeist; de la enigmática esencia de nuestra región. Asimismo, prosas realistas como la de Dostoievski, espejo de realidades tan turbias como sublimes.

Y mi obra favorita…

Crimen y castigo de Fiodor Dostoievski. Indudablemente, una experiencia transformadora, desgarradora y enajenante de principio a fin.

Mi obra favorita (de las mías)…

De menester y oscuridad, todavía inédita. Se trata una novela corta orientada a la crítica social. Como breve esbozo: si apareciese de pronto un manuscrito esotérico, oculto al pie de la montaña, único capaz de transmitir el sufrimiento soportado por generaciones enteras de pobreza y despojo ¿germinaría entonces indómita revolución desde las entrañas de la tierra? La obra plantea las parcelas de un México derruido y miserable, abordado principalmente desde el mundo indígena y las periferias urbanas. Cada uno de sus personajes principales lleva el nombre de una deidad, aportando un sentido adicional a su papel en la trama. Asimismo Isis, la protagonista, funciona como una metáfora para la revolución.

En cuanto a mi estilo…

Suelo trabajar el género de novela y cuento largo, dentro de corrientes realistas o del realismo maravilloso. Aun así, disfruto experimentar con obras híbridas.

Una frase…

“No creo que seamos parientes muy cercanos, pero si usted es capaz de temblar de indignación cada vez que se comete una injusticia en el mundo, somos compañeros, que es más importante” – Ernesto Guevara

En la actualidad trabajo sobre…

La nueva vida bohemia, esencialmente, la historia de dos familias enteramente distintas, su proceso de incorporación y todo lo que conlleva. De cierto modo, funge como una crítica al modo burgués de vivir, amar y entender el mundo. Rescata, asimismo, algunos elementos presentes en la obra original de Henry Murger.  

Mis aficiones:

Escribo cuando vale la pena vivir; y cuando no, aun más.

De este mundo pienso que… 

La realidad no es más que un gran cúmulo de metáforas.

Mis proyectos inmediatos:

Me gustaría participar en concursos y encuentros literarios, así como pulir y publicar mis novelas inéditas. También me interesa incorporarme a una empresa cooperativa, dedicada a la producción de prendas inspiradas en corrientes de la literatura, el arte y la filosofía.

 

No se admiten más comentarios