Ignacio Morán

Ignacio Morán

Sobre mi vida…

En la actualidad, vivo en un pueblecito de Castilla y León, San Román del Valle; aunque viajo con frecuencia a la entrañable ciudad de Telde, en la Isla de Gran Canaria, que ha sido mi lugar de trabajo y residencia durante muchos años. Tengo sesenta y un años y, después de treinta y nueve cursos de docencia, he decidido jubilarme en ese oficio para retomar las cosas que siempre vas dejando pendientes.

Nací a finales de los años cincuenta, una época dura en España y aún mucho más en el mudo rural, que era mi lugar de origen. En aquella época, los jóvenes de los sesenta y setenta sólo tenían dos opciones: resignarse a vivir en un medio sin expectativas o estudiar (si se podía) y emigrar a la ciudad.

En mi caso, me enviaron a estudiar a la ciudad de Ponferrada (León) y después completé estudios en Benavente (Zamora) y en las universidades de Salamanca, Navarra, La Laguna, la UNED y la Menéndez Pelayo. En el año 1977 obtuve plaza de funcionario en el entonces cuerpo de profesores de Enseñanza General Básica en la provincia de Las Palmas, y allí me quedé hasta la jubilación.

Mis aficiones:

El periodismo y la literatura en particular han siempre las grandes aficiones que he tratado de combinar, de la mejor manera posible, con la profesión de enseñante que, obviamente, ocupaba la mayor parte de mi tiempo y me daba de comer.

Me gusta leer, escuchar música, asistir a una buena conferencia, el cine, el teatro, viajar, salir al campo… Creo que soy una persona normalita, más bien aburrido diría yo.

Sobre mi personalidad…

Los que me conocen bien, dicen que soy humilde, reflexivo, perseverante en los empeños y con una notable capacidad de liderazgo… y, viendo mí trayectoria vital, puede que tengan razón: He sido director de un centro de enseñanza más de veinte años, Jefe de Estudios, Presidente del Círculo Cultural de Telde, Presidente de la Cruz Roja, Director de Gobierno en el Ayto. de la ciudad…

Decidí ser escritor…

Supongo que tratar de contar cosas a los demás es una inclinación natural de cualquier persona, otra cosa es la manera en la que cada uno pueda hacerlo. En mi caso, reconozco el deseo de escribir en prensa y hacer radio desde los años del instituto, eso y la animación sociocultural creo que han sido una constante en mi trayectoria vital. Escribir un libro requiere ponerte en otras claves, que no son muy diferentes,  pero si  implican un esfuerzo intelectual y una responsabilidad mucho mayor.

Miguel Delibes se encuentra entre los autores predilectos de Ignacio Morán

Mis autores predilectos:

No me reconozco plenamente en ningún escritor, si acaso, en la persona y la obra de don Miguel Delibes y  don José Luís Sampedro por su naturalidad y su cercanía con la gente común. Ahora tenemos excelentes escritores/as, en plena madurez, escribiendo en español y procuro leer poesía y narrativa actual.

Mi obra favorita (de las mías):

Los libros que uno firma están llenos de momentos de gran afectividad: documentarlos, estructurar su contenido, escribirlos, la aventura editorial… de todos mis libros guardo recuerdos muy bonitos. Quizás la novela El Valle de Santa María, mi primera novela, me aportó unas sensaciones y experiencias diferentes.  Tal vez ahora, El vuelo de Ícaro, esté abriendo una relación nueva con el lector que, espero, sea fructífera en las dos orillas que tiene este oficio.

Con respecto a mi estilo literario…

La mayor parte de mi producción ha de considerarse obra de divulgación, con la salvedad del libro Geografía Humana de Telde que requirió muchas horas de consulta e investigación. Sin embargo, en la narrativa he encontrado el mejor elemento para expresar lo que deseo: la novela de ficción, la novela corta y el cuento son, hoy por hoy, los marcos en los que me encuentro más a gusto escribiendo.

Una frase…

Sábete Sancho que no es un hombre más que otro si no hace más que otro  (Miguel de Cervantes).

En la actualidad trabajo en…

Tengo varios cuadernos de trabajo abiertos, pero el más avanzado es una novela que pretende reflejar la vida de las mujeres en la dictadura del general Franco. Con toda probabilidad llevará por título: Madera vieja.

El vuelo de Ícaro, de Ignacio Morán. Editorial Adarve, 2017

Sobre mi manera de entender este mundo…

No digo nada nuevo al afirmar que la humanidad transita una senda que coquetea demasiado y demasiadas veces con el abismo. Que hoy es más necesario que nunca militar en la cordura del consumo, en el medio ambiente sostenible, en la solidaridad…

Yo, ahora que puedo, he sustituido la enseñanza y el ajetreo de ciudad por el cultivo de hortalizas en mi huerto y estoy descubriendo experiencias extraordinariamente gratificantes y una nueva medida del tiempo: el que va desde que siembras una semilla hasta que te ofrece el fruto, una verdadera lección de vida.

Publicaciones del autor:

  • San Juan y San Francisco. Recorrido Histórico Literario. Coauto, 1996
  • Aprende a Estudiar: Técnicas de Estudio, 1981
  • Aproximación a la Geografía Humana de Telde, 1991
  • Teatro Teldense, 1992
  • Estudios Canarios en Tribuna Telde, 1994
  • Breve Historia de Telde, 1995
  • El Valle de Santa María obtuvo el Premio Internacional Villa del Libro. Valladolid, 2014 y Madrid, 2015
  • El vuelo de Ícaro, Editorial Adarve. Madrid, 2017

 

No se admiten más comentarios